6 mitos y realidades sobre el virus del papiloma humano (VPH)

virus del papiloma humano
6 mitos y realidades sobre el virus del papiloma humano (VPH)
10 octubre, 2018 Bárbara Aponte

6 mitos y realidades sobre el virus del papiloma humano (VPH)

El VPH afecta a cerca del 90% de las personas sexualmente activas.

El virus del papiloma humano (VPH) es tan común que 9 de cada 10 personas desarrollan la enfermedad al menos una vez en sus vidas. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indica que el VPH ha afectado a aproximadamente 79 millones de personas en los Estados Unidos.

Dado al gran riesgo de transmisión del VPH, es importante romper con los mitos, rumores y conceptos erróneos que existen sobre esta enfermedad.

¿Qué es el VPH?

El virus del papiloma humano (VPH) es una enfermedad de transmisión sexual. Hay más de 100 tipos diferentes de VPH, muchos de los cuales pueden causar varios tipos de cáncer. Esta enfermedad se puede transmitir fácilmente y no siempre muestra síntomas.

Aunque hay muchos tipos de VPH, existen dos categorías generales para este virus:

  • VPH de bajo riesgo: puede causar síntomas visibles como verrugas genitales
  • VPH de alto riesgo: puede causar algunos tipos de cáncer

¿Cuán común es el VPH? ¿A quiénes afecta?

Mito #1: El VPH solo afecta a las mujeres.

Realidad: El virus del papiloma humano es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes que existe. Esta enfermedad afecta a hombres y mujeres por igual. En general, el VPH afecta a personas que estén o han estado sexualmente activas.

Es posible que este mito se haya propagado debido a la gran cantidad de mujeres que desarrollan cáncer de cuello uterino debido al VPH. Sin embargo, el VPH de alto riesgo puede aumentar la probabilidad de desarrollar cáncer tanto en los hombres como en las mujeres. Esta enfermedad también puede afectar a parejas del mismo sexo y parejas monógamas.

¿Cómo se transmite el VPH?

Mito #2: El VPH solo se transmite si tengo relaciones sexuales sin condón.

Realidad: Los tipos de VPH que afectan el área genital no pueden ser prevenidos con el uso de un condón a la hora de tener una relación sexual. El uso de un preservativo reduce, pero no evita la transmisión del VPH.

Además, no es necesario tener una relación sexual con penetración o eyaculación para que esta enfermedad se transmita. El VPH se puede transmitir a través de cualquier tipo de contacto físico sexual con una persona que tenga la enfermedad.

¿Cómo puedo saber si tengo VPH?

Mito #3: Los síntomas del VPH siempre se pueden detectar.

Realidad: Muchos de los VPH de alto riesgo no presentan síntomas. Una persona con VPH que no muestre síntomas podría estar muchos años sin saber que tiene esta enfermedad e infectar a otras personas. Por esta razón, muchas personas con esta enfermedad no saben que la tienen hasta que desarrollan algún tipo de complicación de salud provocado por el VPH.

Los tipos de VPH de bajo riesgo usualmente si presentan síntomas. Las verrugas genitales son un gran indicador de la enfermedad. Aunque los VPH de alto riesgo podrían causar cáncer, las verrugas genitales no son indicadores del desarrollo de cáncer.

¿Cómo se diagnostica el VPH?

Mito #4: El VPH se puede diagnosticar fácilmente.

Realidad: No hay una prueba específica y definitiva que ayude a detectar el VPH. Esta condición afecta las células del cuerpo, por lo que una prueba que analice el ADN de una persona podría ayudar a detectar la enfermedad.

En general, el diagnóstico de esta enfermedad depende del tipo de VPH que tenga y los síntomas que pueda mostrar.

En las mujeres, la prueba de papanicolau es una de las mejores maneras de detectar esta enfermedad. Este tipo de prueba ayuda a detectar casos de cánceres como el cáncer de cuello uterino, el cual es mayormente provocado por infecciones por VPH.

¿Cuál es el mejor tratamiento para el VPH?

Mito #5: El VPH se puede tratar con ayuda médica.

Realidad: Actualmente no existe un tratamiento para el VPH. En muchos casos, el sistema inmunológico combate esta enfermedad de manera natural. No obstante, el VPH puede provocar varios problemas de salud.

Solamente existen tratamientos para algunos de los síntomas de esta enfermedad, como las verrugas genitales y algunos tipos de cáncer. Las verrugas genitales se pueden tratar por un médico. Sin embargo, es importante recordar que tratar verrugas genitales causadas por el VPH no quita ni minimiza el riesgo de transmisión.

También existen vacunas para prevenir el VPH y los cánceres que este provoca. Se recomienda que estas vacunas se administren a niños y niñas en la etapa de pre-pubertad y personas que aún no están sexualmente activas.

VPH y el cáncer

Mito #6: Todos los tipos de VPH causan cáncer.

Realidad: Hay aproximadamente 12 tipos de VPH de alto riesgo que pueden causar cáncer en los hombres y mujeres. Debido a que los VPH de algo riesgo no demuestran síntomas, puede que tome tiempo en detectar el cáncer relacionado a este virus. Los tipos de cáncer que el VPH de alto riesgo puede causar son:

  • Cáncer del cuello uterino (el más relacionado al VPH)
  • Cáncer en la vulva
  • Cáncer en la vagina
  • Cáncer anal
  • Cáncer en el pene
  • Cáncer en la boca o garganta

Aunque no hay un tratamiento definitivo para el VPH, cada uno de los tipos de cáncer que puede desarrollar tienen tratamiento. Lo más importante es hacerse las pruebas rutinarias que ayudan a detectar y prevenir complicaciones de salud relacionadas al VPH.

El VPH puede afectar a cualquier persona que esté sexualmente activa. Por esta razón, es importante informarse con fuentes confiables y hacer todo lo posible por prevenir la transmisión del VPH.

descarga la guía: cómo prepara un fondo de emergencia familiar

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*