Cómo adaptarse a vivir con lupus eritematoso

Lupus eritematoso
Cómo adaptarse a vivir con lupus eritematoso
11 julio, 2018 Bárbara Aponte

Cómo adaptarse a vivir con lupus eritematoso

El lupus eritematoso no tiene cura, pero se puede manejar para tener calidad de vida. 

El lupus eritematoso es una enfermedad crónica del sistema de defensa del cuerpo. En esta condición autoinmune, el propio sistema ataca las células y tejidos sanos, en lugar de atacar los virus y las bacterias.

A su vez, esto afecta múltiples partes del cuerpo. Por ejemplo, los pulmones, el corazón, las articulaciones, la piel, los vasos sanguíneos, el cerebro y los riñones.

Según la Sociedad Americana del Lupus, 1.5 millones de estadounidenses y al menos 5 millones de personas alrededor del mundo padecen de lupus eritematoso. A pesar de esta incidencia, aún no se conoce exactamente qué lo causa. Por lo cual, dar con el diagnóstico es un proceso largo. ¡Puede tardar meses o incluso años!

 Síntomas del lupus eritematoso

Cada persona que padece de lupus eritematoso tiene una experiencia diferente. Aunque no todos comparten los mismos síntomas, los más comunes son:

  • irritación en la piel,
  • artritis y dolor en las articulaciones,
  • fatiga o cansancio,
  • pérdida de cabello y de peso,
  • fiebre sin causa conocida.

Los síntomas no son constantes, sino que aparecen y desaparecen. Por eso se les llaman “brotes”. La severidad de estos brotes puede variar, de leves y moderados hasta severos. Además, se pueden presentar también otros síntomas con cada nuevo brote.

Tratamiento

Lamentablemente, aún no existe una cura para esta condición. No obstante, existen medicamentos que ayudan a los pacientes a vivir con lupus eritematoso.

Debido a que no hay cura, los medicamentos que se recetan tienen el propósito de tratar los síntomas presentes en cada brote. Por ejemplo, se recetan corticosteroides para los síntomas de la artritis. Además, también pretenden reducir la duración de cada brote. En este caso, se usan los inmunosupresores para detener la respuesta autoinmune.

El tratamiento también procura evitar el daño irreversible a los órganos vitales. Del mismo modo, intenta reducir el riesgo de complicaciones asociadas a la enfermedad. Por último, pretende también reducir el riesgo de efectos secundarios de los medicamentos.

Vivir con lupus eritematoso

No permitas que un diagnóstico de lupus eritematoso tome control sobre tu vida o la de tu familiar. Sí, es necesario adaptarse a la nueva realidad. Sin embargo, vivir con lupus no tiene que ser una pesadilla.

Con los siguientes consejos, podrá vivir con lupus eritematoso y tener calidad de vida dentro de la condición:

  1. Ejercicio aeróbico

Más del 90% de las personas diagnosticadas con lupus eritematoso experimentan dolor en las articulaciones.

Aunque de entrada puede parecer contradictorio, la actividad física es una manera eficaz para minimizar este dolor sin depender tanto de medicamentos. Camina, nada, monta en bicicleta o realiza cualquier ejercicio que te ayude a ser menos sedentario y caer en el sobrepeso.

El ejercicio fortalece los huesos y reduce la inflamación. Además, reduce tus riesgos de salud mientras promueve el bienestar general.

  1. Cuida lo que ingieres

Evita el consumo de alcohol, tabaco y grasas saturadas. Hacerlo te ayudará a disminuir la actividad del lupus eritematoso y de desarrollar otras enfermedades críticas o crónicas.

Consulta con tu médico para que te ayude a determinar si careces de alguna vitamina o algún mineral que apoye tu dieta. No tomes ningún suplemento natural sin consultar primero con tus doctores. Muchos de estos suplementos activan el sistema inmune. Por lo tanto, causarían brotes.

  1. Forma buenos hábitos de vida

Al vivir con lupus eritematoso, debes saber que hay hábitos que empeoran tus síntomas y te exponen a más complicaciones de salud.

Una de las recomendaciones principales es limitar tu tiempo bajo el sol. La luz ultravioleta puede provocar un brote, particularmente si estás experimentando irritación en la piel. Siempre usa ropa que te cubra de estos rayos y usa bloqueador solar diariamente.

También se recomienda desarrollar hábitos de vida que te ayuden a reducir el estrés. Por ejemplo, practica técnicas de relajación, toma una siesta a mediodía y adapta tus actividades según tu estado físico.

Por último, desarrolla un sistema de apoyo. Tus familiares, amigos y otras personas de confianza pueden darte aliento y ayudarte a manejar tus emociones cuando te sientas decaído.

  1. Visitas médicas

Por ser una enfermedad que ataca múltiples sistemas del cuerpo, manejar el lupus eritematoso requiere el apoyo de un equipo de múltiples profesionales de la salud. Es importante que tu equipo de profesionales de la salud sepa quiénes lo componen y se coordinen los esfuerzos para tu tratamiento.

Puedes tomar control de tu condición si visitas a tus médicos regularmente. No esperes a hacerlo solo cuando se presentan los síntomas.

Las visitas frecuentes ayudan a prevenir los brotes y las complicaciones. Además, puedes discutir otras preocupaciones en torno a tu salud que puedan afectar tu condición, tales como el manejo del estrés y tu dieta.

Un diagnóstico de lupus eritematoso viene con muchos retos, pero tú puedes sobrellevarlos con un estilo de vida saludable y una actitud positiva.

descarga la guía: cómo prepara un fondo de emergencia familiar

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*