Mantener la calma ante una emergencia puede salvarte la vida
28 abril, 2020 Adrianna

Mantener la calma ante una emergencia puede salvarte la vida

Emplea estas técnicas para actuar lógicamente y evitar paralizarte por la ansiedad

Recientemente, Puerto Rico ha enfrentado varios fenómenos naturales de gran magnitud, como el huracán María a finales de 2017 y los fuertes temblores a inicios de 2020. Estas emergencias nacionales elevaron los niveles de ansiedad de muchos puertorriqueños e incluso ocasionaron en algunos daños emocionales graves.

Enfrentar este tipo de emergencia puede ser muy duro. Sin embargo, si encontramos maneras de mantener la calma y pensar lógicamente, podremos resolver muchos de los problemas que se nos presentan, mientras que a la vez reducimos los niveles de ansiedad y estrés. De la misma manera, aumentamos nuestras probabilidades de vida en caso de un desastre peligroso.

¿Qué relación existe entre mantener la calma y la supervivencia?

Cuando no somos capaces de mantener la calma durante una emergencia ponemos en riesgo nuestra vida. En cambio, cuando logramos hacerlo podemos pensar y actuar lógicamente en vez de reactivamente. ¿Por qué entonces en momentos de emergencia se nos hace difícil evitar la ansiedad?

La respuesta está en nuestra naturaleza biológica. Cuando enfrentamos una amenaza, surge automáticamente en nuestro organismo una respuesta de lucha o huida. Este instinto de protección es el encargado de activar el pánico para avisarnos que estamos en peligro y debemos hacer una de dos cosas: defendernos o correr. Ambos son comportamientos reactivos que, a través de la existencia de los seres vivos, han servido como mecanismo de defensa en un instante de peligro.

El problema es que esta respuesta de reactividad ante las amenazas no necesariamente es beneficiosa cuando se trata de mantener la calma y encontrar soluciones lógicas a largo plazo. Si tomamos decisiones con estrés o ansiedad, estaremos reaccionando impulsivamente y sin lógica alguna. Es importante entender que el controlar estas emociones no solo puede mantenerte con vida a ti, sino también a los que te rodean. 

¿Cómo puedes mantener la calma ante una emergencia?

Debes estar pensando, “es más fácil decirlo que hacerlo”. La realidad es que tienes razón. Sin embargo, existen unas técnicas para ayudarte a lograrlo. Siempre es bueno repasarlas para que cuando toque el momento de emergencia, ya sepas qué debes hacer.

Técnica #1: Establecer un plan de acción

Mantener la calma ante situaciones de emergencia resulta más sencillo si logramos crear un plan, ya sea verbal o escrito a mano o en computadora. El tenerlo nos dará tranquilidad y dirección. Nos ayudará a no tomar acciones basadas en las emociones, sino en la lógica.

Técnica #2: Discutir con la familia medidas a tomar

Los niños y adolescentes deben estar al tanto de todo lo planificado para que puedan actuar y colaborar adecuadamente. No olvidemos que los menores son muy observadores y son reflejo de la conducta de sus padres. En caso de vivir con adultos mayores, también debemos mantenerlos informados sobre el plan de acción.

Técnica #3: Acudir a fuentes de información confiables

Al informarnos, en especial a través del Internet, es importante corroborar cuán confiable es el recurso o la persona que escribió o preparó el contenido. En situaciones de emergencia, hay que hacer caso a fuentes oficiales y evitar los mensajes falsos que solo causan histeria a la población.

Técnica #4: Libera la tensión del cuerpo

De igual forma, cuando estamos ante una emergencia, es importante practicar técnicas de respiración y relajación. Estas nos ayudarán a bajar los niveles de estrés y reaccionar correctamente ante lo inesperado. Dichas técnicas son ejercicios que se pueden realizar en horas de la mañana para que nos ayuden a continuar el día de una forma más relajada.

  • Apretar y soltar – Esta simple técnica de relajación rápida solo toma un minuto. Consiste en trincar y relajar todos los músculos del cuerpo simultáneamente, tres veces.
  • Técnica de tres – Esta otra técnica es para enfocarse en la respiración. Por un minuto, debes inhalar aire por tres segundos, aguantarlo por otros tres, y finalmente exhalarlo por unos tres más. ¡Repite todo esto tres veces!

Técnica #5: Emplear la visualización

Otro mecanismo para reducir la ansiedad y los niveles de estrés es la visualización. Si pensamos en un lugar tranquilo y seguro, eso nos ayudará a conseguir paz y a regular nuestras palpitaciones. Para esta práctica puedes usar música instrumental o sonidos de la naturaleza que te ayuden a alcanzar ese estado óptimo de relajación y enfoque.

Finalmente, nuestra salud emocional dependerá de la manera en que reaccionemos ante los eventos naturales o las situaciones de emergencia. Al reaccionar adecuadamente, responderemos eficientemente.

En TOLIC queremos que siempre estés seguro y tranquilo ante eventos inesperados. ¡Consúltanos sobre nuestras opciones de protección ante accidentes!

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*