¿Puedes manejar el aumento en costos del cuidado de la salud?

¿Puedes manejar el aumento en costos del cuidado de la salud?
20 agosto, 2018 Bárbara Aponte

¿Puedes manejar el aumento en costos del cuidado de la salud?

El aumento en costos del cuidado de la salud amenaza la estabilidad financiera de muchas familias.

Para unas personas, el aumento en costos del cuidado de la salud significa buscar atención médica solamente en casos de emergencia. Acudir a citas preventivas es un lujo para ellos.

Podría decirse que el sistema de salud público es la alternativa adecuada en estos casos. Sin embargo, hay que navegar la burocracia para obtener los servicios médicos necesarios. Para una porción de la población, el sistema público no es una opción, por no cumplir con ciertos criterios de elegibilidad.

Otras personas sencillamente tienen que escoger entre obtener el cuidado necesario y pagar otras cuentas. De cualquier forma, pierde el paciente.

El alto costo del cuidado de la salud

Hace apenas cinco años, 1 de cada 5 estadounidenses tenía problemas para pagar cuentas relacionadas a cuidados de la salud. Del total reportado de 56 millones de personas, 10 millones tenían plan médico. Aun así, se les hacía difícil pagar los deducibles acumulados. Un 8.9% de ellos simplemente no pudo pagarlos.

Innumerables estadísticas cuentan las historias de personas que han quedado en bancarrota por no poder pagar sus cuentas médicas. Se destaca entre ellas una que mencionó el expresidente Barack Obama (2009): Cada 30 segundos ocurre una bancarrota médica.

Al cierre del 2017, el Departamento de Salud federal reportó que se tomaron varias acciones para reducir el aumento en costos del cuidado de la salud. Entre ellas, la adopción de más tecnología y la eliminación de reglamentos que encarecían los servicios de salud.

Sin embargo, la reforma de impuestos federal dejaría sin seguro médico a 4 millones de personas para el 2019. Se proyecta que esta cifra aumente a 13 millones para el 2025.

La consecuencia es una reacción en cadena. El aumento en costos del cuidado de la salud será más evidente en áreas con una población que no tiene acceso a seguros médicos. A su vez, esto traerá un aumento en enfermedades críticas.

En cualquier escenario, millones de personas no están preparadas para enfrentar el aumento en costos del cuidado de la salud. Se proyecta que este sea de 5% anual.

¿Cómo prepararse para el aumento en costos?

Con el incremento en costos de tratamientos y medicamentos, es sumamente importante buscar alternativas a los seguros médicos. Cada individuo, grupo y corporación debe identificar la más conveniente para manejar el aumento en costos del cuidado de la salud.

A continuación, algunas recomendaciones:

  1. Seguro de accidentes

Los accidentes pasan sin aviso. Sin embargo, se puede planificar cómo enfrentar las consecuencias. Por ejemplo, ¿cómo costear el cuidado médico consecuencia de una lesión grave?

Un seguro de accidentes provee un apoyo económico para manejar los costos de atención médica durante y después del tratamiento. Dependiendo de la póliza seleccionada y con qué cubiertas adicionales se combine, algunos de los beneficios incluyen: hospitalización, cirugía, cuidado intensivo y procedimientos severos.

Los seguros de accidentes también ayudan a cubrir costos que rara vez se consideran hasta estar en la situación. Por ejemplo: pérdida de salario, cuido de niños y compra de equipo especial.

  1. Seguro por enfermedad

Rara vez nos detenemos a pensar cómo nos afectaría una enfermedad repentina como un derrame cerebral o un infarto. El tratamiento para este tipo de enfermedades suele ser extenso y costoso. Además, padecer de estas enfermedades pudiera impedirnos trabajar—al menos temporeramente.

Adquirir un seguro por enfermedad es una sabia decisión para enfrentar este escenario. Además, mantiene las finanzas del hogar estable.

  1. Seguro de cáncer

La incidencia de nuevos casos de cáncer sigue en aumento. Durante la etapa inicial, ¡el costo de tratamiento puede alcanzar hasta $30,000! Mientras luchas por sobrevivir, las cuentas se acumulan.

Por eso existen los seguros de cáncer. Proveen cobertura para tratamiento y servicios médicos relacionados a esta condición—en adición a la cobertura del plan médico. Además, algunos seguros de cáncer le pagan al asegurado, al plan médico o al hospital, según el asegurado desee. Esto le da al asegurado la libertad de usar el dinero como lo desee—incluso para cubrir gastos que no están directamente relacionados al tratamiento de cáncer como deducibles al plan médico, comida, estacionamiento, entre otros.

  1. Fondo de emergencias

Si no se busca un producto de seguros, al menos se debe de tener un fondo de emergencias. Esta reserva de dinero permite cubrir algunos costos repentinos producidos por situaciones inesperadas.

Designar un presupuesto para un fondo de emergencias ayuda a tomar decisiones financieras responsables. Además, provee un alivio monetario para enfrentar los costos del cuidado de la salud.

descarga la guía: cómo prepara un fondo de emergencia familiar

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*