Sobre 100 años combatiendo el cáncer de mama
25 octubre, 2019 Génesis

Sobre 100 años combatiendo el cáncer de mama

Conoce todo lo que no sabías sobre la evolución del tratamiento contra este cáncer popular

Hace algunos años atrás, hablar de cáncer era muy difícil por la complejidad del diagnóstico y del tratamiento. Gracias a numerosos adelantos médicos, ¡hoy día esto ha cambiado y los pacientes tienen muchísimas esperanzas de vida! Veamos qué ha ocurrido en las pasadas décadas y cómo ha evolucionado el tratamiento contra el cáncer de mama.

Década del 1880

Fueron años de descubrimientos clave que sentaron las bases para el tratamiento contra el cáncer de mama que conocemos hoy. La primera semilla de esperanza la sembró el doctor William Halstead en el 1882 cuando realizó por primera vez la mastectomía radical clásica. Esta cirugía consistía en la extirpación de la mama, los músculos del pecho y los ganglios linfáticos de la axila. Este método se practicó por alrededor de 80 años.

Década del 1930

En esta década el doctor David H. Patey practicó la mastectomía radical modificada, un método quirúrgico menos desfigurante que la mastectomía radical de Halsted y que se convirtió en el nuevo estándar. Además, se comenzó a utilizar la radioterapia luego de las cirugías. Después de remover el tumor, se insertaban agujas largas que contenían radio en la mama y cerca de los nódulos linfáticos.

Décadas del 1940-1950

Por primera vez se utilizó la quimioterapia para reducir el tamaño de los tumores antes de las cirugías y prevenir que surgieran nuevamente. El oncólogo Emil Frei-III demostró que se podían curar cánceres previamente considerados incurables por medio de la suministración de múltiples medicamentos. A este tratamiento se le llamó quimioterapia combinada.

Década del 1960

El doctor Bernard Fisher puso en duda la mastectomía como único método quirúrgico. Quiso estudiar cómo se propagaba el cáncer de mama y descubrió que las células se desprendían del tumor y se difundían con facilidad por la sangre y por el tejido linfático, provocando metástasis.

 

Década del 1970

Se practicó por primera vez la lumpectomía, un método quirúrgico más localizado que se enfocaba en remover el tumor y un poco del tejido que lo rodeaba, seguido por sesiones de radioterapia.

También, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó la droga tamoxifeno. Este representó el primer medicamento de la clase moduladores selectivos de receptores de estrógenos (SERMs, por sus siglas en inglés) en ser aprobado para el tratamiento contra el cáncer de mama. Por último, se utilizó el ultrasonido para detectar si los quistes eran líquidos o sólidos.

Década del 1980-1990

Se practicaron las mamografías de detección por primera vez para verificar la presencia del cáncer en la ausencia de síntomas y signos.

La quimioterapia intravenosa y los tratamientos de bloqueo hormonal se convirtieron en la norma. Además, surgió la mamografía digital con imágenes detalladas y almacenamiento para futuras comparaciones.

Década del 2000

Se practicaron operaciones más pequeñas para tratar los ganglios linfáticos en la axila, donde las células de cáncer de mama inicialmente tienden a diseminarse. En vez de extraerlos todos, se pudieron extraer solo los que estaban afectados por el cáncer, llamados ganglios centinelas. Esto redujo grandemente los problemas de hombro y las inflamaciones de brazo que sufrían los pacientes luego de la cirugía.

¡Ya hemos adelantado 130 años y no nos detendremos jamás!

La Sociedad Americana contra el Cáncer (SAC) comienza a recomendar el estudio de imagen por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) anual para toda mujer con alto riesgo de padecer este tipo de cáncer, al igual que exámenes clínicos y autoexámenes.

Las terapias contra el cáncer avanzan con nuevas formas de administrar mejores medicamentos de quimioterapia que causan menos náuseas y vómitos. Los nuevos medicamentos se dirigen a partes específicas de la célula cancerosa, siendo más efectivos y menos tóxicos.

Década del 2010

Llega la mamografía tridimensional, que ofrece imágenes claras que mejoran la detección. Al presente lo más avanzado son los medicamentos que limitan el estrógeno, las pruebas genéticas y las terapias hormonales dirigidas.

Vamos a ganar esta batalla

A través de la historia se ha visto cómo las mismas mujeres impulsaron estos adelantos científicos tras cuestionar los procedimientos médicos y exigir mejores opciones. El surgimiento de la cinta rosada como símbolo del cáncer de mama marcó el comienzo de una revolución contra esta enfermedad que no se ha detenido. ¡Ya hemos adelantado 130 años y no nos detendremos jamás!

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*