Stefano y Zorimar: Dos corazones que siguen latiendo con fuerza
25 noviembre, 2019 Adrianna

Stefano y Zorimar: Dos corazones que siguen latiendo con fuerza

Todo comenzó una noche cuando la familia Steenbakkers Betancourt salía del cumpleaños de su hija menor en Dorado. Por falta de espacio tuvieron que separarse en dos carros; Stefano, de 16 años, se fue solo y salió primero que los demás. De pronto llama a su madre y le dice: Mami, me están pegando por atrás en el auto. Lo próximo que escuchó Zorimar Betancourt, la madre de Stefano, fue un suspiro. Esto fue lo último que oyó de su hijo.

Tres días después, en el hospital le indicaron que su hijo tenía muerte cerebral. La familia Steenbakkers Betancourt había perdido a Stefano.

Miembros de Life Link, el centro de trasplante de órganos, se acercaron a Zorimar para preguntarle si ella sabía que su hijo se había registrado como donante de órganos. Ella no tenía conocimiento sobre esto, por lo que le explicaron que Stefano se había registrado como donante cuando sacó su licencia de conducir. Todo había ocurrido muy rápido y era difícil para Zorimar entender cómo su hijo, quien apenas hace un par de días estaba sonriendo lleno de vida, estuviera en la posición de donar sus órganos.

“Yo decía: ‘a mi hjio no lo voy a ver en pedazos, yo no voy a aceptar esto’, porque yo todavía no tenía la conciencia de lo que era la donación de órganos”, expresó Zorimar.

Luego entendió que la donación de órganos era un regalo de vida que haría su hijo y que este viviría en otras personas.

Uno de ellos es Camilo Valencia, quien recibió el corazón de Stefano. En Estados Unidos la ley de trasplantes permite conocer la identidad del donante y del receptor.

“Yo dije: ‘yo quiero saber quién lo tiene (el corazón de Stefano) y quiero ir a conocer a esa persona’”, contó Zorimar sobre el momento en que se le informó que el corazón de su hijo latía dentro de Camilo. “Esa noche,cuando me enteré de eso, le prometí a mi hija que ella iba a volver a tocar el corazón de Stefano”, añadió.

En el Jackson Memorial Hospital pudo escuchar otra vez los latidos de su hijo dentro del cuerpo de Camilo, quien desde el trasplante se convirtió en su íntimo amigo. “Un corazón bien fuerte”, dijo Camilo. “Te durará cien años”, le respondió Zorimar.

Gracias a esa decisión valiente y solidaria que tomó Stefano a sus 16 años, otros tuvieron la oportunidad de seguir con vida. Sin embargo, el dolor tan grande que sintió esta madre lamentablemente se transformó en un cáncer. En 2013 Zorimar recibió un diagnóstico de cáncer de seno. Pensó que esta era la oportunidad perfecta para volver a estar con su hijo, pero luego entendió que en la Tierra le quedaba una hija a la cual amaba de igual forma. Entonces decidió que debía luchar.

Hoy Zorimar está libre del cáncer y alerta a todos sobre la importancia de “sacarse ese dolor y hacerse chequeos rutinarios”.

Zorimar, a quien el pueblo de Puerto Rico ha apodado cariñosamente como “la mamá de Stefano”, es una guerrera y activista. A través de la Fundación Stefano ayuda a otras familias que han perdido a sus hijos de manera violenta, a niños que se han quedado solos o no reciben el apoyo necesario y a víctimas en sufrimiento.

Su labor impacta a Puerto Rico todos los días.

La peor de las noticias se convirtió en la raíz de la esperanza y el cambio, tal y como lo quería el joven Stefano con su gran deseo de cambiar el mundo para bien. Tanto el corazón de Stefano como el de Zorimar siguen latiendo con fuerza. Stefano, a través del regalo de vida que hizo a sus 16 años y Zorimar, entre los puertorriqueños, como vencedora del dolor y luchadora por la paz.

Para registrarte como donante entra a la página web Life Link o Administración de Recursos y Servicios de Salud.

Mira la entrevista a Zorimar Betancourt y conoce sobre la misión de la Fundación Stefano, la importancia de registrarse como donante de órganos y cómo hacerlo, algunos mitos comunes sobre la donación, cómo enfrentar los miedos atados al cáncer y muchos otros consejos de gran valor.

¡Aquí la segunda parte de la entrevista! 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*