Estabilidad Financiera
Autoevaluación: ¿Cuán cerca estoy de ser financieramente estable?
13 septiembre, 2021 Gravital

Autoevaluación: ¿Cuán cerca estoy de ser financieramente estable?

Conoce 10 señales de que estás preparado para el futuro y lo recibirás con paz mental

Estabilidad y seguridad financiera: el sueño de muchos. Quizás sientas que te falta mucho por llegar a este estado, tal vez ya estás muy cerca, o tal vez ya llegaste y ni te has percatado.

Compartimos 10 señales de que alcanzaste la estabilidad financiera y estás preparado para el futuro, o que vas en buen camino para alcanzarla. ¿Con cuántas te identificas?

1. Nunca drenas tu cuenta de cheque

Aunque hayas implementado límites en tu cuenta de banco, tampoco llegas a ellos. Jamás te rebota un cheque cuando pagas a alguien. Conoces tus límites y no sobregiras tu cuenta. El motivo para lograr esto es que estás en un punto en el cual te sobra más dinero del que necesitas mensualmente. Te sobra dinero a fin de mes, y eso te brinda orgullo y tranquilidad.

2. Puedes dormir tranquilamente

Este punto puede sonar simple, pero la realidad es que muchas personas no logran conciliar el sueño por preocupaciones de dinero. Tú duermes la noche entera como un bebé y si te despiertas por algún motivo, no es por temas de dinero.

3. Tus tarjetas de crédito son por conveniencia y recompensas, no por necesidad

Tienes de 2 a 4 tarjetas de crédito y las usas todas diariamente, pero las pagas en su totalidad cada mes. Esto te brinda grandes beneficios en programas de recompensas.

Te aseguraste de seleccionar tarjetas de crédito con buenos beneficios y programa de puntos para millas en líneas aéreas y cash back, entre otros. Jamás las utilizas para comprar lo que no puedes pagar al momento o para extender tus fechas de pago.

4. Perder tu trabajo no sería una tragedia griega

No es que quieras que te despidan, pero sabes que, si surgiera el momento, estarías preparado para afrontarlo. No vives con la ansiedad o preocupación de que necesitas ese trabajo para poder vivir y pagar tus gastos y responsabilidades mensuales.

Te has organizado, tienes tus cuentas de ahorro y fondos de emergencia. En fin, te has ganado esta libertad por tu excelente planificación financiera a tiempo. ¡Puedes estar sin recibir un cheque por meses!

5. Tus pagos siempre son a tiempo o incluso, adelantados

Cuando se trata de hacer pagos, siempre cuentas con el dinero. Además, te gusta estar un paso adelante. Pagas tus cuentas con tiempo para evitar cargos por retrasos o bajas en tu puntaje de crédito. Esto influye mucho a la hora de dormir.

Sabes que tus deudas se pagan a tiempo y que cuentas con el dinero para hacerlo. No debes más de lo que generas o ganas cada mes. No te gusta ver las deudas amontonarse y las atacas rápido. Y más aún, no te gusta deberle a nadie. Tienes tus cuentas claras y saldas.

6. Te preguntan sobre consejos en cuanto a finanzas personales

Cuando estás a este nivel, es porque las personas notan tu organización y buena planificación. Quieren aprender de ti y seguir tus métodos. Si este eres tú, felicidades, no solo los que viven en tu hogar perciben esta estabilidad financiera; sino también, los que te rodean.

No se trata de demostrarles que lo has logrado; más bien, servir como influencia positiva en otros y aportar tus conocimientos. ¡Y esto lo haces muy bien!

7. Financias tus vehículos en cinco años o menos, si es que los financias

Das un pronto más alto que lo requerido y reduces el término del préstamo de 7 años a 5 años. Prefieres saldar esta deuda antes que tarde y no cargar con este préstamo por años. Una vez saldo, no saltas inmediatamente a comprar uno nuevo. Disfrutas de no tener que pagar por un auto.

8. Puedes contribuir un buen por ciento de tus ingresos para tu retiro

La mayoría de las personas aporta el mínimo, si es que aportan. Tú no haces esto. Tú reconoces la importancia de invertir agresivamente en tu retiro y lo que esto significará para tu estilo de vida una vez dejes de producir. Realizas la máxima contribución a tu plan de retiro o al menos, un alto por ciento de tus ingresos.

Por hacer esto, ¡el retiro temprano es una opción para ti! Adquirir una cuenta IRA o anualidad es una excelente inversión para lograr el retiro que mereces.

9. Ahorras

No te llama la atención gastar el dinero por gastarlo. No compras cosas sin necesitarlas realmente. Esto afectaría tu plan de ahorros y objetivos a largo plazo. Tienes cuentas de ahorro y eres muy disciplinado con ellas.

10. Te sientes feliz en el presente y confiado por tu futuro

Te sientes en control de tus finanzas y nunca dominado por ellas. Te emociona pensar en tu vida de aquí a unos años, porque así de bien lo has planificado.

Si alguna de estas señales resonó contigo, ¡vas por muy buen camino!

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*