4 hábitos que aumentan el riesgo de padecer cáncer

Hábitos que aumentan el riesgo de padecer cáncer
4 hábitos que aumentan el riesgo de padecer cáncer
6 agosto, 2018 Bárbara Aponte

4 hábitos que aumentan el riesgo de padecer cáncer

Controlar estos hábitos que aumentan el riesgo de padecer de cáncer está en tus manos.

Por un lado, ciertos factores de riesgo no se pueden controlar. Estos son, por ejemplo, tu historial familiar o la exposición a químicos en tu entorno.

Por otro lado, existen factores y hábitos que aumentan el riesgo de padecer cáncer. Estos sí los puedes controlar porque tienen que ver con elecciones sobre tu estilo de vida.

Se estima que uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres desarrollará cáncer en algún momento. Por lo tanto, es prudente tomar control sobre los hábitos que te ponen en riesgo de desarrollar esta condición, que afecta a millones en el mundo.

A continuación, cuatro hábitos que aumentan el riesgo de padecer de cáncer:

  1. Consumo de tabaco

El 33% de los casos de cáncer desarrollados a nivel mundial están directamente relacionados al consumo de tabaco.

Cuando se habla de la correlación entre fumar y el riesgo de padecer de cáncer, típicamente se usa el cáncer del pulmón como advertencia para abandonar el hábito. De hecho, el cáncer del pulmón es el más común entre los hombres a nivel mundial.

Sin embargo, hay otros tipos de cáncer asociados al consumo de tabaco. Otros órganos donde se puede desarrollar cáncer como consecuencia del hábito de fumar son:

  • Esófago
  • Páncreas
  • Vejiga
  • Seno
  • Estómago
  • Piel
  • Ovarios
  • Próstata

Existen distintas medidas para abandonar el hábito de fumar. Dejar de fumar es difícil. Tu médico puede orientarte acerca del método más efectivo y conveniente para ti, según tu historial médico y estilo de vida. Por otro lado, si deseas ayudar a un familiar o allegado a dejar el hábito de fumar, sigue estas mejores prácticas.

  1. Dieta y obesidad

Los alimentos altamente procesados aumentan el riesgo de padecer de cáncer. Esto porque cuentan con un alto nivel de carcinógenos. Según la Organización Mundial de la Salud, son igual de dañinos que el tabaco y el asbesto.

Los carcinógenos se encuentran en muchas comidas comunes, tales como:

  • la porción quemada de las carnes preparadas al carbón
  • palomitas de maíz (popcorn)
  • azúcares artificiales (sacarina, aspartame, sucralosa, etc.)
  • salchichas y embutidos
  • comidas enlatadas o pre hechas

Este tipo de alimentos suele tener muchas calorías y alto contenido de sodio. A su vez, esto aporta a que aumentes de peso. Con el sobrepeso viene también un aumento en el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como el cáncer y la diabetes. En la medida posible, evita consumir alimentos procesados con estos consejos.

  1. Inactividad física

Mantener un estilo de vida activo reduce el riesgo de desarrollar una variedad de cánceres. También contribuye a prevenir problemas cardiovasculares, diabetes y otras enfermedades. En cambio, un estilo de vida sedentario está directamente relacionado al aumento de peso; y existen varios tipos de cáncer vinculados con la obesidad.

Un estudio encontró que 173,000 casos de cáncer pueden evitarse anualmente si las personas se ejercitan más. La Organización Mundial de la Salud recomienda hacer, semanalmente, al menos 150 minutos de ejercicio moderado (caminar, correr bicicleta, etc.), 75 minutos de ejercicio vigoroso (aeróbicos o actividades cardiovasculares) o combinar ambos tipos de ejercicio.

  1. Consumo de alcohol

Similar al tabaquismo, el hábito de alto consumo de alcohol aumenta el riesgo de padecer de cáncer. De hecho, se le identifica como causa de 10 tipos de cáncer:

  • boca
  • garganta
  • laringe
  • esófago
  • hígado
  • colon
  • intestino
  • mama (seno)
  • páncreas
  • estómago

La moderación es clave en la prevención, dice la Asociación Americana Contra el Cáncer. El riesgo aumenta cuando se tiene el hábito de consumir más de dos bebidas alcohólicas al día. Si tienes dificultad para dejar de tomar alcohol, sigue estos consejos.

En términos generales, un estilo de vida saludable ayuda a reducir grandemente el riesgo de desarrollar cualquier tipo de cáncer. Examina tu estilo de vida, identifica si tienes alguno de los hábitos que aumentan el riesgo de padecer de cáncer y toma control de tu vida. Tu familia te lo agradecerá.

descarga la guía: cómo prepara un fondo de emergencia familiar

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*